ANAIA WINES, EL NUEVO PROYECTO VITIVINÍCOLA EN AGRELO (INCLUYE EL PRIMER “BUSINESS LODGE”).

0
87

Un grupo de empresarios integrado por Osvaldo del Campo, Patricia Serizola y Octavio Molmenti, compraron una finca de 72 hectáreas y construyeron una bodega. Fuerte apuesta al enoturismo.

Un nuevo proyecto que acaba de lanzarse: Anaia Wines, ubicado en pleno corazón de Agrelo (Ruta 15 km 34).

Los tres propietarios son:

  • Osvaldo del Campo, Accionista principal y CEO del grupo de empresas Galileo Technologies
  • Patricia Serizola, sommelier
  • Octavio Molmenti, renombrado ejecutivo del mundo de las finanzas y residente en Nueva York

Ellos compraron una finca de 72 hectáreas y construyeron una bodega.

El área de vinificación está completamente terminada y ahora están culminando con la parte de enoturismo, que incluirá un “business lodge”, tal como lo denominaron. Se trata de una casa de visitas que se destinará al turismo corporativo. “Hemos detectado una necesidad de establecimientos que ofrezcan alojamiento dentro de una bodega que permita desarrollar actividades grupales e integrativas teniendo al vino como catalizador de los objetivos propuestos: Reuniones Anuales de directorio, Team Building, Actividades de Coaching y Mentoring cerca de la ciudad de Mendoza”, agrega Patricia Serizola.

“Este proyecto es de vinos, pero es más que es eso: es enoturístico. Queremos vivirlo, vivenciarlo. Por eso el plan incluye una bodega, una casa de visitas y un reservorio de agua de 15 millones de litros, que será el eje sobre el cual girará todo”, asegura Serizola, que además de ser cofundadora también es sommelier.

Ella fue, de hecho, quien al comenzar a gestar la idea convocó al reconocido enólogo Héctor Durigutti, quien los asesoró desde cero: fue quien eligió la finca y quien ayudó a marcar el estilo de los vinos.

Osvaldo del Campo, Patricia Serizola y Octavio Molmenti, los propietarios del emprendimiento.

Además, como head winemaker está Alejandra Martínez Audano, quien se formó en la bodega de Durigutti.

La clave del proyecto, según el prestigioso enólogo, está en el terroir: “Son suelos fríos y pesados y esto permite que obtengamos una acidez natural”.

La finca está ubicada a unos 960 metros sobre el nivel del mar. El experto asegura que se trata de una de las zonas más frías de Agrelo, dado que el frío que baja de la montaña queda encajonado justo en esa zona, lo que genera un raleo natural en el viñedo.

El enólogo consultor del proyecto, Héctor Durigutti,

En el viñedo cuentan con unas 54 hectáreas plantadas con un amplio abanico de variedades. El Malbec predomina, pero también hay Cabernet Sauvignon, Viognier, Sauvignon Blanc, Cabernet Franc, Tannat y Pinot Noir, entre otras.

Hay unas 30 hectáreas que se plantaron recién en 2017, así que esos cuadros entrarán en producción recién el año próximo. En cuanto a los volúmenes, están elaborando unas 40.000 botellas por vendimia, con la idea de seguir creciendo pero no superar el techo de las 300.000.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here