¿Cómo gestionas la ansiedad?

0
150

Me pidieron una columna sobre ansiedad. Puedo hacerla porque también la estoy sintiendo así es que voy a escribir cómo la estoy gestionando. Espero te resuene y te dé luz sobre como puedes gestionarla tú también.

Hay momentos que nos superan, situaciones, deseos, personas, errores propios, errores ajenos.  Son una serie de acontecimientos que nos desbordan y por ello se ve desbordada nuestra paz interior. Nos cuesta tanto encontrar paz y es tan fácil perderla. Me di cuenta que esas situaciones que se vuelven una locura en nuestra mente, que nos agobian y nos encarcelan, tienen salida. Siempre hay una salida.

Voy a explicar algo que aprendí a través de una de mis cartas de mi mazo para este tema que es La Rueda de la Fortuna, que representa el cambio y la mutación. Es una rueda que no para y depende como está tu estado interior te ves  atrapado allí rodando mareado en una situación sin salida o relajado en el cambio. Con esta carta encontré una posible respuesta a estas situaciones, que es que si estamos en el medio, en el centro de esa rueda estamos mareados con el ruido, el problema, nuestra incertidumbre y miedos, pero si nos colocamos al borde de esa rueda, en el contorno, podemos observar el panorama desde afuera, nos convertimos en observadores y nos salimos del papel de protagonistas del drama. Cambiamos de posición y por ende de posicionamientos porque vemos el panorama completo.

Cuando nos colocamos como observadores, logramos dos (2) cosas, primero algo de paz, por salir del lío y segundo podemos ver pautas repetitivas del conflicto que podemos llamar karma, porque se trata de situaciones que vuelven y se repiten constantemente con los mismos actores o diferentes, pero siempre estamos tratando de solucionar lo mismo, o podemos llamarlo costumbre porque siempre respondemos de una misma forma y por ende siempre tenemos el mismo resultado.

En este momento que estoy enfrentando algunas situaciones que me producen ansiedad de resolución rápida, entro en un estado de locura interior, lejos de la paz que deseo para mí. Entonces me doy cuenta que hay que elegir entre paz y locura y luego de elegir estar en paz me pongo a observar el tema para encontrar la forma de salir y así resalta la decisión que tengo que tomar o el camino que requiero modificar. Lo importante es tomar decisiones y salir lo más rápido posible de esa rueda pero que esas decisiones sean elaboradas y basadas en algo sólido que te convenza. Porque si resulta luego que te equivocaste, por lo menos sabes que en ese momento pensabas que era lo correcto y esto te ayudará a ser más compasivo con vos mismo y perdonarte.

La propuesta que yo me hice a mi misma, y le haría a quien necesite, es que, en esos días de caos, fijar un lapso de tiempo, por ejemplo 1 hora, donde revises cómo te estás sintiendo. Al principio, te vas a encontrar que a la hora estás en caos mental de nuevo, pero vas a poder regular cada una hora concientemente tu estado de ánimo, hasta que después ya te das cuenta solo que entraste en el caos y sólo te regulas como si fueras un termostato. Ya hablé de termostato en https://www.pared.news/2019/05/12/eliges-ser-termometro-o-termostato/

Esto fue un llamado de atención para mí y te lo comparto porque entendí lo importante que es saber lo que queremos. No te aseguro que no vas a desvariar, porque también estamos aprendiendo a dominar esta emoción, pero sí será una herramienta de entrenamiento con más probabilidades de éxito porque estás comprometido con mejorar.

Si hay claridad en vos, en lo que querés, está fijada tu gran meta, y empieza un período de ansiedad por una situación que aparece que atenta contra tu paz, cada un lapso de tiempo tomá la obligación con vos mismo de regularte. Tenés que recordar firmemente hacia donde estás yendo y elegir en ese período de tiempo, antes que nada, estar en paz y confiar en que estás en el camino correcto y luego tomar las medidas que requiera tu tema en particular.

La paz y la armonía también llegan actuando, moviéndote, haciendo lo que tienes que hacer para cumplir metas y objetivos. La paz y la armonía no son estáticas y no implican “no moverse”, eso más bien está lejos de algo evolutivo. No confundas y no aproveches connotaciones que no te sirven, puedes estar haciendo de todo y estar en paz. Nuestro cuerpo físico para funcionar bien necesita estar en paz, nuestras células para hacer su trabajo necesitan estar en paz. Hagamos nuestra parte para alcanzar ese estado tan precioso y tan valioso.

Nadie mejor que uno para encontrar la salida, entonces una pregunta que yo me hago en estas siutaciones es: 

¿Qué me propongo a mi misma hacer para salir de la ansiedad y estar en paz?

¿Qué pregunta te harás tú?

 

Silvina Hauser K.J.

QMCT (Quiero Mi Consejo Tarot): Suscríbete a mi canal de Youtube “Quiero Mi Consejo Tarot”.

Contadora. Lectora de Tarot Predictivo y de  Autoconocimiento, combinado con Numerología Personal. Escritora.

Atención en:

  • Centro de Estética “Julia Pantone” – Agustín Álvarez 616, Ciudad
  • “El Camino de la Mariposa” – El Zonda 2904- Challao

 

Turnos por Whatsapp +5492616629641

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here