¿Eliges ser Sol o eliges ser Planeta?

0
148

Me encantó esta idea que vino a mí para desarrollarla y que nos hace ver cómo nos comportamos y por eso podemos comprender muchos de los resultados de nuestras vidas, los positivos y los no tanto.

¿Eliges ser un Sol? Un Sol gira sobre sí mismo, tiene luz propia no necesita la luz de los demás, sólo se enciende y vive de su propia luz.

¿Eliges ser un Planeta? Los Planetas giran alrededor de un Sol que les aporta la luz para vivir. No tienen esa luz propia. Necesitan de otro para vivir.

¡Qué fuerte comparación! Yo flasheé ante ella porque en realidad es en lo que yo baso mis columnas y también mi trabajo personal, en brillar por nosotros mismos, encontrar esa fuente de luz que está adentro y que afuera ya hemos buscado y no hemos encontrado jamás porque no está afuera, está muy adentro de nosotros esperando ser encontrada.

A veces giramos alrededor de otro u otros que los percibimos más importantes porque tienen esa luz desarrollada y vivimos de esa luz, pero en algún momento te llega el llamado a brillar y es un camino que empieza y puedes quedarte allí sin brillo o ir a buscarlo por ti mismo. Lo estupendo del tema es que no tienes que irte a ningún lado, está dentro tuyo pulsando por salir.

¿Cómo sabes qué eres un Sol o eres un Planeta?

Cuando somos Planetas hacemos girar la vida en torno a los demás y a lo exterior. Los demás son culpables de nuestras tristezas, el país, la política, la economía, la familia y puedo seguir. Son tus Soles. Giras en torno a ellos y no haces nada, te quedas ahí mismo alimentándote de ello. Y que te estés alimentando así no es para nada nutritivo, claramente, pero sí es tu pasaje de ida a tu viaje interior.

¿Por qué? Porque ese entorno es perfecto para ti, son todos los mensajes que necesitas para tu trabajo interior. Son todos tus maestros de vida que te muestran el por qué tienes los resultados que tienes.

Para cambiar tu realidad, no queda otra que autoconocerse a través del otro o lo que sucede en lo exterior. Entonces  vas encendiendo luces de a poquito en tu interior, vas sacando conclusiones, vas comprendiendo tu responsabilidad y te vas convirtiendo en un maravilloso Sol Brillante.

Cuando eres Sol, observas, prestas atención a las señales del Universo, no culpas pero sí analizas por qué vives esas situaciones y concluyes en algo y aprendes y sueltas y eso te enciende más luces y brillas más y continúas aprendiendo de todo lo que te sucede, vas desmenuzando una por una tus situaciones, buscas y hallas, buscas y hallas y continúas y cuando ese brillo se incrementa, te gusta y te das cuenta que vas muy bien, que por ahí es y continúas. Has hallado el sendero.

Ser un Sol y girar sobre uno mismo pudiera sonar a egoísta y nada más lejos de ello, porque si girar sobre uno mismo de esta forma analítica, observadora, quitando el peso a lo externo y yendo hacia adentro te permite sanar tus vínculos y tus resultados porque ya no culpas, ya no te victimizas, te haces cargo y más bien terminas agradeciéndole que esta persona o situación esté en tu vida por lo que aprendes de ti mismo, más que egoísmo es un alta virtud de valentía y de humildad. ¿No te parece?

Yo ya elegí, ¿qué elegirás ser tú?

Silvina Hauser K.J.

QMCT (Quiero Mi Consejo Tarot): Suscríbete a mi canal de Youtube “Quiero Mi Consejo Tarot”.

Contadora. Lectora de Tarot Predictivo y de  Autoconocimiento, combinado con Numerología Personal. Escritora.

Atención en:

  • Centro de Estética “Julia Pantone” – Agustín Álvarez 616, Ciudad
  • “El Camino de la Mariposa” – El Zonda 2904- Challao

Turnos por Whatsapp +5492616629641

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here