MADERA PLÁSTICA, LA EMPRESA DE JUNÍN QUE HACE DEL RECICLAJE UN NEGOCIO RENTABLE

0
96

Por Mariana Zeitune

Madera Plástica nació nace hace 1 año y medio atrás como resultado de la inquietud compartida de 3 socios de Junín: Carlos Arce, Pio De Amoriza y Leonardo Cano. “Venimos de mundos laborales diferentes pero coincidimos en la preocupación por el plástico y la necesidad de reciclarlo. Por eso, con base en estudios de la UNCuyo e investigando a empresas que fabrican madera plástica en el mundo, analizamos la posibilidad de hacerlo aquí”, cuenta Leo Cano.

Después de varias pruebas y testeos, los socios adquirieron su primera máquina en una chatarrería, la reciclaron, probaron mezclas y lograron sacar los primeros prototipos de postes plásticos. Rápidamente, un viñatero de Barrancas se interesó y comenzó a utilizarlos para reemplazar los de madera.

“Ese fue el primer paso de nuestro emprendimiento pero todavía nos enfrentábamos a la necesidad del financiamiento para seguir adelante. Nos postulamos a un fondo Semilla a través de la incubadora de empresas de la Ciudad de Mendoza y conseguimos capital que nos permitió comprar las primeras máquinas para reciclar en serie”, agrega.

En 2018, Madera Plástica fue una de las de las 3 empresas ganadoras de la competencia “Mentes Transformadoras”, de la que participaron 17 emprendimientos de innovación social de distintas regiones del país.

En 2019, la firma resultó una de las 10 “empresas más queridas de Mendoza”, votada por el público.

El enfoque hoy

Actualmente, la empresa recicla más de 5000 kg de plástico por día desde su planta ubicada en Junín.

“Tenemos un convenio con la Municipalidad de Junín, formamos parte de la planta de reciclaje que trabaja con ladrillos de PET y botellas plásticas que luego se destinan a la construcción de viviendas sociales. Recibimos material de todo tipo que normalmente no se recicla (restos de malla antigranizo, entre otros) y nuestro proceso permite hacerlo sin problemas. La idea es expandir esta iniciativa a otros municipios”, indica Cano.

Hace poco, la empresa dio un salto importante a partir de nuevas máquinas que permiten reciclar mayor volumen de plástico y comenzó a comercializar los postes que fabrica a grandes bodegas. “Hasta el momento, la inversión asciende a 4 millones de pesos, destinados principalmente a maquinaria”, señala.

Un proyecto sustentable

La propuesta de Madera Plástica busca el triple impacto: económico, ambiental y social. Por eso, el interés no solo está puesto en reciclar plástico, sino evitar la tala de bosques y la contaminación del suelo.

“El producto es una alternativa intermedia en cuanto a precio y eficiente en cuanto a duración. Sabemos que hoy muchas empresas están certificando normas de calidad y sustentabilidad; estamos trabajando duro para cubrir una demanda interesante del mercado. Solo en Mendoza, se recambian 5 millones de postes de madera por año, lo que equivale a 1 millón y medio de árboles para cubrir esa demanda. Para alargar su vida útil deben ser de madera blanda, requieren un tratamiento especial con productos químicos y cuando se rompen, esa madera no puede reutilizarse”, explican los socios.

Entre sus planes a corto plazo, esperan concretar un proyecto social junto a los recuperadores urbanos. “Hacen un trabajo importante y poco reconocido, la idea es que puedan recolectar el plástico y brindarles una alternativa de ingresos. Estamos finalizando el proceso de logística para lanzarlo cuanto antes”, adelantan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here