DANIEL DVORKIN, EL JOVEN AUTODIDACTA QUE DIRIGE EL CENTRO DE DESARROLLO DE MERCADO LIBRE EN MENDOZA

0
118

La oficina mendocina del gigante tecnológico, ubicada en San Martín y Peltier de Ciudad, cuenta con 115 colaboradores. Desarrolla gran parte del área de Cuentas Digitales de Mercado Pago. Desde la provincia trabajan para 12 millones de usuarios. Entrevista al fundador de la oficina local del primer unicornio argentino.

-¿Cómo comenzó su carrera en el mundo de los negocios y dónde está enfocada hoy?

-Tuve el privilegio que en mi casa se interesaran por las computadoras y la programación en los años ‘80, lo cual no era nada común. Me crié con acceso a una computadora y a muchos libros de programación, así que es literal cuando digo que vengo haciendo esto desde toda la vida. A medida que fui creciendo me fui especializando más, pero siempre estuvo claro que mi futuro laboral se iba a desarrollar en el mundo del software, y es lo que vengo haciendo desde que vendí el primer sitio web a un amigo de la familia cuando tenía alrededor de 14 años. Ya de más grande, especialmente durante la última década, mi foco está muy orientado en ayudar a armar y liderar grandes equipos de desarrollo de software de alto rendimiento.

-¿Cómo llegó a Mercado Libre?

-Soy originalmente de Buenos Aires pero me mudé a Mendoza en 2011, y por muchos años trabajé de forma remota para una empresa de Estados Unidos. En 2018, a través de un amigo en común, me contactó el responsable del centro de desarrollo que Mercado Libre tiene en San Luís para charlar sobre la idea que tenía de abrir una oficina en Mendoza, y proponerme que encabece el proyecto. Después de las entrevistas de rigor, y muchas conversaciones sobre estrategia y visión de cómo armar un gran centro, decidimos avanzar. Si bien yo estaba cómodo haciendo lo que hacía, fue imposible rechazar el desafío doble que me propusieron: por un lado, contribuir a desarrollar la industria tecnológica en Mendoza para construir desde acá productos con impacto regional y, por el otro, justamente, ser parte de esos proyectos en la empresa líder en latinoamérica que están ayudando a democratizar el comercio, los pagos y las finanzas de millones de personas, tanto en Argentina como en el resto de la región.

-¿Qué área maneja desde su función?

-Tengo dos roles dentro de la compañía. Mi puesto formal y oficial es de Director de Desarrollo de Producto. A través de ese rol lidero una de las divisiones de Mercado Pago que llamamos “Cuentas Digitales” donde desarrollamos -entre muchas otras cosas- todos los flujos de transferencias bancarias, de ingreso y extracción de dinero en efectivo de tu cuenta, y Mercado Fondo, el producto que remunera los saldos de nuestros clientes (en el caso de Argentina, a través de una inversión automática en un fondo de inversión administrado por el Banco Industrial). Estos productos los construyen equipos de programación, diseño y comunicación orientado a la experiencia del usuario, íntegramente en Mendoza, y son utilizados por millones de personas en toda la región.
Mi otro rol, más informal pero no menos importante, es el de responsable del centro de desarrollo de Mendoza. Durante mi primer año en la empresa este rol se llevó la gran mayoría de mi foco y mi tiempo. Pero ahora que ya tenemos una oficina muy linda y somos más de 100 personas, tenemos un excelente equipo de People (RRHH) local, y un grupo grande de líderes con los cuales nos repartimos las tareas de llevar adelante la oficina, mi tiempo está mucho más enfocado en el desarrollo de producto.

-¿Cuál es su visión acerca del empleo de las TIC en el contexto de la pandemia?

-Si bien no es fácil para nadie, los trabajadores TIC corremos con algunas ventajas. La naturaleza de nuestro trabajo hace que sea bastante común estar mucho tiempo en la computadora, online, y con reuniones predominantemente de forma remota. Y un porcentaje bastante alto de la fuerza laboral tiene experiencia, habiendo trabajado de forma remota antes. Obviamente, incluso teniendo experiencia trabajando desde el hogar, el contexto de la pandemia hace que sea particularmente desafiante, y es más importante que nunca cuidar la salud física y mental.

Desde un punto de vista más general sobre el empleo, muchos sectores de la industria digital se aceleraron muy fuerte en contexto de cuarentena. En nuestro caso, por ejemplo, tanto las ventas online como los pagos digitales están evidenciando un fuerte crecimiento. Ese crecimiento en el uso de nuestros productos aceleró aún más la necesidad constante que tenemos de contratar talento y crecer nuestros equipos. En ese contexto, por ejemplo, Mercado Libre incorporó de forma temporal a 250 trabajadores de Le Pain Quotidien, McDonalds, Burger King y Starbucks mientras esas tiendas se encontraban cerradas para reforzar los equipos de atención al cliente y envíos. En particular, en Mendoza, las contrataciones siguieron su curso planificado para este año y seguimos agrandando el equipo como estaba previsto, incluso ahora haciendo las bienvenidas de forma totalmente remota. Tenemos gente contribuyendo en nuestros equipos a los que nunca vi todavía cara a cara.

“La oficina de Mendoza es un centro de desarrollo de producto que, por el momento, está enfocado exclusivamente en iniciativas dentro de Mercado Pago. Tenemos un gran equipo de desarrolladores de software, diseñadores gráficos, especialistas en experiencia de usuario y comunicación abocados a varios proyectos diferentes”

-¿Cuál es su análisis acerca de la brecha digital en general y de la situación en Mendoza en especial?

-Si bien la tecnología es un gran ecualizador de oportunidades, creo que todavía estamos lejos de tener una inclusión realmente profunda. Algo que parece tan básico como un dispositivo con acceso a internet, un espacio físico donde poder estudiar con concentración y de una alimentación saludable, por mencionar algunos ejemplos, todavía es -lamentablemente- un lujo en algunos lugares de nuestra región. Tenemos todavía mucho trabajo que hacer para que las oportunidades sean realmente para todos, y que prime por sobre cualquier otra cosa la curiosidad, el espíritu emprendedor y el talento. Solo a modo de ejemplo que me toca de cerca, lanzamos Mercado Fondo en Argentina en noviembre de 2018 y después en Brasil y México. Hoy más de 11 millones de cuentas reciben rendimientos en la región. En Argentina, cuando lanzamos el producto había 400.000 cuentas comitentes en total en el país, hoy sólo Mercado Pago administra 1,7 millones de cuentas comitentes, con un saldo promedio de $8.500. Desde el lado de Mercado Crédito, desde que comenzó la iniciativa ya se otorgaron más de 8.8M de créditos en Argentina, Brasil y México. Eso es un ejemplo concreto de a qué llamamos democratización de dinero y los pagos.

-¿Cuál es específicamente el trabajo que realiza la oficina de Mercado Libre en Mendoza?

La oficina de Mendoza es un centro de desarrollo de producto que, por el momento, está enfocado exclusivamente en iniciativas dentro de Mercado Pago. Tenemos un gran equipo de desarrolladores de software, diseñadores gráficos, especialistas en experiencia de usuario y comunicación abocados a varios proyectos diferentes, como por ejemplo los flujos de retiros bancarios, fondeo en efectivo, Mercado Fondo, algunos flujos de pagos con QR, la tarjeta física, entre muchos otros. Todos estos proyectos tienen alcance regional: lo que se desarrolla acá se utiliza en muchos de los países en donde opera Mercado Pago. Por ejemplo, Mercado Fondo es un producto que genera rendimiento sobre los saldos en cuenta de más de 11 millones de personas en Argentina, Brasil y México. Algunos de estos productos se hacen íntegramente con equipos de Mendoza, y otros se hacen en conjunto con otros equipos similares ubicados en Buenos Aires, Córdoba, San Luís, Santa Fe, San Pablo, Montevideo y Bogotá.

-¿Cuántos colaboradores tiene la empresa en la región?

-Mercado Libre tiene más de 13.000 colaboradores en la región, de los cuales más de 6.000 están en Argentina. En Mendoza acabamos de pasar las 115 personas, durante la cuarentena.

-¿En qué proyectos está trabajando actualmente la compañía en la región?

-En primera medida, estamos divididos en dos grandes unidades de negocio que funcionan dentro del mismo ecosistema, retroalimentándose positivamente: Comercio electrónico y Fintech. Dentro de Fintech, estamos avanzando con mucha profundidad en la democratización de las finanzas en toda la región. Esto se materializa con muchos proyectos como la digitalización de los pagos presenciales a través de QR, las líneas innovadoras de crédito tanto para vendedores como para consumidores, las inversiones para millones de personas, y los dispositivos Point que son muy accesibles para poder cobrar con tarjeta en el mundo físico, etc.

Por el lado de Comercio, sin dudas Mercado Libre es nuestro producto más conocido, sobre el cual trabajamos hace 21 años y sigue creciendo muchísimo. También estamos invirtiendo fuertemente en nuestra red de logística propia para mejorar la calidad y el tiempo de nuestros envíos, y nuestra red de fullfilment. Esta unidad de negocios se completa con Mercado Shops, la división de Vehículos, Inmuebles y Servicios y los servicios de publicidad dentro de la plataforma.

Por sobre todas las cosas, es prioridad para nosotros formar el mejor equipo de talento humano, diverso, alineado con nuestros principios culturales, y contribuir a su crecimiento y bienestar emocional y físico en este contexto. Es el único camino para competir de manera exitosa con algunas de las mejores empresas del mundo, como sucede en los principales mercados de la región.

-¿Qué nuevos aprendizajes está dejando el momento particular que vivimos?

-Desde el frente social y humano, creo que es temprano todavía para sacar conclusiones. Seguro que muchas cosas van a volver a la normalidad, y otras se van a transformar para siempre. Un aprendizaje interesante que muchas empresas estamos teniendo es que hay una forma de trabajar de forma remota que es eficiente y productiva. Si bien muchas empresas ya venían en un proceso de transformación en esta dirección, creo que el modelo “Lunes a Viernes, 9 a 6 en la oficina física” va a quedar bastante desactualizado después de todo este proceso.

Desde la perspectiva del comercio electrónico y los pagos digitales, no veo que esté cambiando nada que no iba a cambiar de todas formas, pero lo que definitivamente está sucediendo es una aceleración masiva de esa transformación. Los datos que estamos viendo de Estados Unidos y otras regiones más desarrolladas indican que en estos meses se aceleró 5 años el proceso de digitalización del comercio. En términos de pagos digitales el crecimiento parece ser similar.

-¿Qué objetivo específico le gustaría cumplir en 2020 desde Mendoza? ¿Qué nuevos planes tiene la compañía en Mendoza?

Al ser una empresa que cotiza en bolsa, Mercado Libre no comparte abiertamente planes ni objetivos futuros específicos. Pero desde una perspectiva más general, el espíritu de nuestro plan en Mendoza va a seguir siendo el mismo que con el que decidimos abrir la oficina: construir un gran equipo de talento para el desarrollo de productos tecnológicos, y al mismo tiempo contribuir al crecimiento y desarrollo de la industria del software en Mendoza en general. Estamos convencidos de que Mendoza es una plaza extremadamente atractiva, y tenemos una gran oportunidad de convertirnos en un hub tecnológico que atraiga a otras empresas que quieran invertir, que genere fuentes de trabajo de calidad para los mendocinos, y que logre que gente altamente capacitada quiera relocarse acá desde otras provincias buscando una mejor calidad de vida.

-¿Cómo ve a Mendoza como polo tecnológico, cuáles son las fortalezas y qué falta?

-Creo que Mendoza está muy bien posicionada para convertirse en un verdadero polo tecnológico. Tiene muchas universidades de calidad, tiene un ecosistema emprendedor activo, y cada vez más tiene empresas tecnológicas locales, nacionales e internacionales contribuyendo al desarrollo de la industria local y del talento disponible.

Pensando en lo que queda por hacer, si bien de a poco vamos haciendo más cosas, las empresas que ya estamos instaladas tenemos que apoyar más a los emprendedores y desarrolladores locales organizando más charlas y eventos, para empezar a generar realmente una comunidad tecnológica que se retroalimente y se nutra a sí misma, como pasa en ciudades más grandes.

-¿Cuáles son las particularidades que caracterizan su modo de liderazgo?

-No son necesariamente particularidades mías, si no el modelo más efectivo de liderazgo moderno en equipos de alto rendimiento: mucha orientación hacia las personas y el equipo, entendiendo que es imposible tener un buen producto bueno, escalable y sustentable si no tenemos un equipo sólido, diverso y comprometido, que se sienta dueño del problema que están resolviendo, con muy buenos niveles de confianza, clima y retención. Parte de eso es entender que el modelo “caudillo” caricaturizado por el jefe que va por los pasillos gritando órdenes está agotado. La clave es atraer, desarrollar, hacer crecer y lograr retener al mejor talento del mercado y eso se logra, en parte, con una actitud de servicio, con delegación efectiva y con darle a la gente el espacio y el soporte para hacer lo que mejor saben hacer.

Ficha Personal

  • Edad: 36
  • Lugar de Nacimiento: San Martín, Provincia de Buenos Aires
  • Formación Académica:Autodidacta
  • Anterior trabajo: Director of Engineering en una agencia digital de EE.UU.
  • Hobbie: Va cambiando con frecuencia. En este momento las lapiceras pluma y los simuladores de vuelo.
  • Un libro: No puedo uno; voy con tres. Técnico: Los 4 volúmenes de “The Art of Computer Programming” de Donald Knuth. Sobre management: “Managing Humans” de Michael Lopp. Y de ficción: Las 6 novelas de la serie “The hitchhiker’s guide to the galaxy” de Douglas Adams.
  • Una serie:Billions
  • Un deporte:Squash (con la eminencia de Daniel Fernandez Riestra de profe)
  • Una película: Soy más del Podcast y las series, no consumo mucho cine.
  • Una frase:Solo para que suene más interesante, la versión en latín: “aut inveniam viam aut faciam”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here