BELASCO DE BAQUEDANO SUMA COMO ASESOR A MICHEL ROLLAND: “QUEREMOS ESTAR ENTRE LAS MEJORES BODEGAS DE MENDOZA”

Oscar Pinco

  

La Bodega Belasco de Baquedano apunta a jugar en “las grandes ligas” al contratar como asesor externo al más famoso ‘flying winemaker’ del mundo: el francés Michel Rolland.

Para conocer detalles de esta contratación, dialogamos con el bodeguero vasco-español, Mikel Belasco, antes de su viaje a la península Ibérica, donde estará por tres semanas antes de volver a Mendoza.

-¿Cómo será tener la influencia francesa en la bodega?

-Como sabes, nosotros somos de la zona del norte de España, del País Vasco, muy cerca de Francia. Desde siempre hemos tenido mucha influencia francesa, ya que  hace veinte años comenzamos a trabajar con el asesoramiento de Bertrand Bourdil  que fue el primer enólogo asesor de Opus Wine en California (y enólogo de Château Mouton Rothschild en Bordeaux).

-¿Bourdil trabajó con tu padre cuando desembarcaron en Mendoza?

-Él de hecho ayudó a mi padre a elegir el viñedo de que tenemos ahora mismo en Calle Cobos (en Agrelo), y fue el asesor durante los primeros ocho años en Belasco de Baquedano. Y y luego estuvimos trabajando con enólogos de Argentina, y ahora está a cargo Lizy Bordín que es una joven enóloga de Mendoza. Pero seguía con el asesoramiento de una enóloga de Barcelona, España, que ha trabajado desde hace 24 años con nosotros, que es de la escuela francesa de Burdeos, siempre siguiendo el estilo francés y su  influencia, de uso de barricas de roble francés, vendimias tardías.

-¿Y apuntabas a volver a contratar a un asesor internacional de reconocimiento?

-Hace un tiempo que quería tener la mirada de un asesor extranjero. Y como con Bertrand Bourdil dejamos de trabajar hace ya unos cuantos años, tenía la mirada puesta hacia otro lugar. Y como a los enólogos conviene a veces darles otro punto de vista de alguien de afuera, con experiencia a nivel mundial.

-¿Y pudiste cerrar con el enólogo más famoso del mundo?

-¡Obviamente no todos pueden hacerlo porque Michel Rolland barato no es!. Pero es una apuesta por volver a situar a Belasco de Baquedano en el ranking de las primeras bodegas de Mendoza.

-¿Tenés un objetivo muy claro al contratar a Rolland?

-Por eso decidí trabajar con él, se lo propuse y el dijo que sí, y ya estuvo hace un par de meses en la primera cata de los vinos de este año y del año pasado, para hacer los cortes. Y para noviembre va a volver a venir a la Bodega Belasco de Baquedano. Y esa es la idea, que es mejorar el corte de los vinos. Él es una persona que tiene mucha experiencia a la hora de catar. ¡Cata muy bien! Sabemos el estilo de vinos que él tiene. No a todo el mundo le gusta, pero obviamente hay mercado para todo el mundo.

-¿Y cómo ves a las bodegas que hacen vinos para las modas?

En Belasco lo que no quiero es cambiar el estilo de los vinos por las modas. Ahora si que se supone que están de moda los vinos más jóvenes, con menos madera, y bueno, también tenemos ese estilo con Llama, nuestro vino ‘entry level’ que es un vino con poca madera, muy afrutado.

-¿Pero los vinos que más caracterizan a Belasco de Baquedano son los vinos más potentes?

-Pero los que realmente me gustan a mí también son los vinos que tienen un paso de barrica entre 10 y 16 meses, que mantenga buena fruta con una alta acidez. No me dan miedo los vinos de 13.5 a 14.5 grados, porque precisamente buscamos vendimiar tarde, buscamos mucho la maduración polifenólica. Y en Belasco una característica es que son vinos de entre trece y medio catorce grados. Es el estilo de los vinos que tenemos, hay mercado para ello, pero también hay mercado para toda la gente, y para los que le gustan vinos con menos madera, con buena fruta y con madera y que tengan potencial de guarda,  así que esa es la línea que nos hemos marcado, y por eso hemos decidido trabajar en los próximos años con Michel Rolland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *